Dieta KETO ¿Qué BENEFICIOS tiene? ¿Funciona?

La dieta cetogénica, famosa como la dieta “Keto”, es un régimen alimenticio en el que se disminuye o casi eliminan los carbohidratos, esto con el objetivo de llevar a nuestro cuerpo a entrar en un estado metabólico llamado “cetosis”. La cetosis tiene como consecuencia la pérdida de peso en el cuerpo, ya que éste, comienza a utilizar nuestras reservas de grasa como fuente de energía.

 Las porciones de carbohidratos en la dieta cetogénica son excesivamente bajas, comparado con las porciones de una dieta saludable que son en entre el 50 y 60% de las calorías totales, y pasa a ser hasta un 10% o menos de las calorías diarias.

¿Cuáles son las ventajas de la dieta cetogénica?

A través de estudios científicos se demostró que la pérdida de peso que se obtiene con una dieta cetogénica y una dieta hipocalórica (baja en calorías) es prácticamente el mismo, con muy similares resultados, aunque en algunos casos, la dieta cetogénica logra una pérdida de peso levemente superior. Otro resultado que se observó es que con la producción de las moléculas llamadas “cuerpos cetónicos” que se producen en la dieta “Keto” se disminuye de forma muy pronunciada la pérdida del apetito.

¿Cuáles son las desventajas de la dieta cetogénica?

Debido a que la dieta cetogénica prohíbe la mayoría de las frutas, verduras, granos y leguminosas, la cantidad y variedad de vitaminas, minerales y fibra es insuficiente, que son abundantes en esto tipo de alimentos. Esto se podría solucionar tomando algún suplemento vitamínico cuando se realiza este tipo de dieta. Al consumir muy poca fibra, otra de las consecuencias negativas es el estreñimiento, o problemas para ir al baño. 

Como te puedes imaginar, es una dieta muy difícil de seguir, ya que todos los alimentos que contienen carbohidratos son muy comunes en nuestro día a día, por lo tanto, mucha gente termina abandonado la dieta a corto plazo.

Otro punto importante es que, al poner a nuestro hígado en un estado de sobrecarga, ya que tiene que estar trabajando casi el doble para conseguir energía a partir de la grasa y no de glucosa, esta dieta no se recomienda en personas que tengan algún padecimiento hepático, ni para personas con alguna complicación cardíaca.

Recomendaciones

A final de cuentas, lo mejor que se puede hacer cuando se trata de dietas es llevar un estilo de alimentación en la cual se incluyan todos los grupos de alimentos para evitar carencias nutricionales, y que no exijan cambios muy excesivos en las costumbres alimentarias, ya que, si no, es probable que cuando termines esa dieta estricta recuperes el peso que perdiste por un corto periodo de tiempo, a lo que se le conoce como “efecto rebote”.

Por estos motivos, se recomienda ampliamente consultar con un nutriólogo que se encargue de elaborar planes de alimentación personalizados a lo que cada uno necesita, y que no termine comprometiendo la salud del paciente.

Comenta
error: Content is protected !!