3 pasos para un ABDOMEN PERFECTO | Abdomen plano

Alcanzar el abdomen soñado es un arduo camino que cuenta con múltiples aristas a tener en cuenta. Mucho pensarán – de forma errónea – que el simple hecho de realizar ciertos ejercicios, tales como los aeróbicos, será suficiente para quemar la grasa en la zona media y comenzar a lucir unos abdominales marcados. Pues bien, debes tener en cuenta que existen otros factores influyentes y costumbres que de ser adoptadas pueden ayudarte a dar con tus objetivos de forma más efectiva y rápida.

Con el propósito de brindarte el mejor tipo de guía, nos encargaremos en el día de hoy de presentarse una serie de consejos para un abdomen plano. Se trata de hábitos, costumbres y ejercicios que sin dudas deberás adoptar en vistas a alcanzar aquel abdomen que siempre soñaste. ¡Comencemos!

Sentando las bases: ¡cuida tu alimentación!

Quizás el factor más determinante a la hora de hablar de un abdomen plano y marcado es el de la alimentación. Procura asesorarte con un especialista en el área de nutrición para planificar la mejor dieta que se ajuste a tus necesidades, gustos y objetivos.

Nutrientes tanto como la proteína, fibra, grasas y carbohidratos en su correcta medida te brindarán el combustible necesario para encarar tus sesiones de entrenamiento de la mejor forma. A su vez, contar con un buen balance entre estos nutrientes y una hidratación correcta te beneficiará en los períodos de recuperación y reconstrucción muscular. ¡Procura evitar las grasas saturadas y grasas trans! Reemplázalas por grasas saludables derivadas de alimentos tales como los frutos secos (nueces y almendras), aceite de oliva, y aguacates.

Planifica tus entrenamientos de forma inteligente

Una vez planificada la dieta podremos por fin idear la mejor rutina de entrenamientos para eliminar la grasa circundante en la zona media. Para ello recomendamos enfocarnos en ejercicios cardiovasculares que pongan nuestro corazón a trabajar y aumentar nuestra frecuencia cardíaca.

Ejercicios tales como correr, trotar, salir en bicicleta, o nadar son unas de las tantas alternativas que elevarán la frecuencia de nuestras palpitaciones y que por tanto estimulará la quema de aquella capa de grasa que se encuentra cubriendo nuestros músculos abdominales.

Por otra parte, y ya adentrándonos en el terreno de los ejercicios localizados, procura ejercitar tu abdomen al menos cuatro veces por semana para activar sus fibras y estimular su crecimiento en función del tiempo. Para ello, recomendamos realizar rutinas de fuerza que incluyan diferentes tipos de encogimientos o elevaciones de piernas.

Otra alternativa muy efectiva para ganar fuerza, estimular el crecimiento y quemar la grasa abdominal es la de incorporar ejercicios isométricos. Se trata de ejercicios tales como las planchas, los cuales nos obligarán a mantener una postura fija por un tiempo determinado y con lo cual estaremos también estimulando toda nuestra zona media.

Teniendo en cuenta estos consejos para un abdomen plano, procura siempre consultar con un especialista del área en vistas a elaborar un plan de entrenamiento que se ajuste a tu persona, especialmente si no cuentas con un extensivo historial de entrenamientos sobre tu espalda. ¡No esperes más para comenzar a trabajar por aquel abdomen que siempre soñaste!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: Content is protected !!